Pesquisar

Breve epístola para mi madre

Rosas Vermelhas

Tengo la suerte de pertenecer a una familia de mujeres fuertes. Tu eres me heroína por siempre, hasta que llegue el día que yo pueda ser tu héroe también.

Sé que dedicaste toda tu vida a tus hijos y somos gratos por eso, pero ahora que estamos mayores estamos listos para volar, volar alto y lejos quizá. No te preocupes pos conocemos el camino de vuelta. Ya es tiempo de que te dediques a ti misma. Tienes que vivir, viajar, conocer lugares y gentes.

Una vez nos asustamos con la posibilidad de perderte tan temprano y fue muy doloroso. Así que tienes que vivir mucho, mucho más.

Te deseo lo mejor siempre.

Te quiero muchísimo.

De tu primogénito. Jorge.

Suggested Posts

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *